EL MÍNIMO FRENTE DE VIAMONTE 1728






Desde los tiempos de Garay, el frente  de los lotes  en nuestra ciudad se fijó en 8,66 m, claro que entonces se medía en varas.


Puesta en marcha la ciudad, se dieron delanteras más anchas,  de menor amplitud hay menos y pequeñas, una verdadera excepción, muy buscadas por los amantes del urbanismo.




Para que los porteños tengan  idea de un frente estrecho, se cita “la casa del liberto” construida sobre un lote de apenas 2,30 m de frente sobre la cortada San Lorenzo (nro 380)



No es, ni fue la más pequeña, se sabe que por las actuales Medrano y Bartolomé Mitre, donde hoy corre el Ferrocarril, hubo otra que le mataba el punto.



Con Margarita Paroli, hace algún tiempo, descubrimos uno de esos frentes tan buscados en pleno centro: Viamonte 1728. 





Quedamos boquiabiertas. Su fachada de 2m con 99 cm, parece aún más angosta gracias a las dos columnas que adornan la entrada. Había más: el portero eléctrico indicaba 5 pisos y 10 unidades funcionales, mirando a través de los cristales de la puerta, no había más que un pasillo sin fin. Es que muy al fondo, hay unos 100 de fondo, recién  se alza la construcción. 






Aún no hemos investigado como es que existe ese terreno, posiblemente por subdivisión antigua de alguna chacra, o por historias humanas que ponen el encanto a las estructuras de ladrillo.