Porteñadas

EL MÍNIMO FRENTE DE VIAMONTE 1728






Desde los tiempos de Garay, el frente  de los lotes  en nuestra ciudad se fijó en 8,66 m, claro que entonces se medía en varas.


Puesta en marcha la ciudad, se dieron delanteras más anchas,  de menor amplitud hay menos y pequeñas, una verdadera excepción, muy buscadas por los amantes del urbanismo.




Para que los porteños tengan  idea de un frente estrecho, se cita “la casa del liberto” construida sobre un lote de apenas 2,30 m de frente sobre la cortada San Lorenzo (nro 380)



No es, ni fue la más pequeña, se sabe que por las actuales Medrano y Bartolomé Mitre, donde hoy corre el Ferrocarril, hubo otra que le mataba el punto.



Con Margarita Paroli, hace algún tiempo, descubrimos uno de esos frentes tan buscados en pleno centro: Viamonte 1728. 





Quedamos boquiabiertas. Su fachada de 2m con 99 cm, parece aún más angosta gracias a las dos columnas que adornan la entrada. Había más: el portero eléctrico indicaba 5 pisos y 10 unidades funcionales, mirando a través de los cristales de la puerta, no había más que un pasillo sin fin. Es que muy al fondo, hay unos 100 de fondo, recién  se alza la construcción. 






Aún no hemos investigado como es que existe ese terreno, posiblemente por subdivisión antigua de alguna chacra, o por historias humanas que ponen el encanto a las estructuras de ladrillo.

 
 

EL COMANDANTE CIRIACO CUITIÑO, PROPIETARIO EN BOEDO

La que fuera la casa de Cuitiño, en Av. Independencia 3549



Hace algunos años, investigando en el Archivo del Teatro Nacional Cervantes, di con un original de Héctor P. Blomberg, que tiene el encanto de las tachaduras, sobre agregados, anotaciones al margen, de quien ha corregido un artículo que acaba de escribir. Desconozco el destino que su autor deseó darle a ese artículo, en el que con gracia cuenta un hecho histórico, relacionado con el barrio de Boedo. Es un placer compartir con Uds. Este escrito del autor de “La Pulpera de Santa Lucía”.

…………….

“Cierto día don Juan Manuel de Rosas, que se hallaba de buen humor a causa de alguna noticia secreta recibida de Santiago del Estero, donde gobernaba su fiel compadre don Juan Felipe Ibarra, le preguntó a su edecán mayor, el General Corvalán, con quien estaba mateando:

- ¿Qué le pasa al comandante Cuitiño, que lo veo con trompa desde hace algún tiempo, Corvalán?-

- El jefe de los Vigilantes a caballo parece que anda algo quejoso, señor.-

- ¿Quejoso? ¿Y de qué se queja el tremendo federal? ¡Hable Corvalán!-

- Anda murmurando que V.E., que últimamente le regaló al general pacheco los campos del Talar, y a mí me hizo el honor y el beneficio de escriturarme el campo de los Alfalfares de Rosas (hoy Belgrano), anda murmurando, repito, que V.E. se olvida de otros servidores más humildes, pero más fieles, que nunca reciben nada más que buenas palabras.-

- Mándelo llamar en el acto- Dijo Rosas, riendo con su habitual socarronería.

Minutos después el temible federal se presentaba ante el restaurador de las leyes.

- Acá estoy para servirlo con alma y vida, como siempre, excelentísimo señor gobernador.-

- Le he mandado llamar para decirle que yo no me olvido de mis comandantes, cuando se trata de recompensar sus servicios a la Federación y a mi persona, comandante Cuitiño… Dentro de ocho días preséntese en la escribanía de Montaña, que hoy mismo recibirá mis instrucciones, y verá como después de los generales Pacheco y Corvalán, usted también tendrá su valiosa propiedad en tierras… Vaya no más comandante.-

A la semana siguiente el insigne mazorquero presentábase puntual en la oficina del escribano Montaña, que era el notario de confianza de Rosas.

- S.E. me dijo, señor Montaña…-

- Sí, comandante… Firme aquí… Esta es la escritura de los terrenos que el señor gobernador le hace por sus servicios…-

Cuitiño empezó a leer y cambió de color. La desilusión y el enojo que intentaba en vano contener hacía temblar su copiosa y renegrida barba.

- ¿Esto es lo que me regala S.E.- gruñó irritado- un bañado lleno de cabras…? ¡ A mí que le sirvo mejor que nadie!-

El escribano lo miraba gravemente.

- Usted lo conoce bien a don Juan Manuel, comandante... Tenga cuidado con lo que dice… Ahora, vaya a tomar posesión de su…bañado…-

Los terrenos que Rosas regalaba, irónicamente, al terrible y envanecido federal era efectivamente un cañadón de aguas estancadas, situado a una legua al sudoeste de la ciudad y conocido, entonces como “el bañado de las cabras”.

Hoy es el rico, populoso y brillante barrio de Boedo.

…………………….

Hasta aquí la nota de Blomberg. Sobre este episodio, se cuenta otra versión, que Rosas ante el reclamo del mazorquero, decidió cederle estos terrenos empantanados, que él conocía bien, pero no Cuitiño. Dicen que éste se montó a su caballo y enfiló rumbo al oeste y, que al legar a la zona que le pertenecía, comprendió la broma que le jugara su amor, no dijo una palabra y comenzó a rellenar los terrenos.

La verdad es que si bien, Cuitiño tuvo tierras en San Cristobal, cuyo limite oeste se recostaba sobre la actual Avenida Boedo, sus tierras, miraban a la mano de Independencia en cuestión. Esa casa, jamás fue de Cuitiño.
Resumen de artículo: Revista Galaxia Porteña, año 1 nro 6, octubre 2004
© Ana di Cesare
© Galaxia Porteña


MARIQUITA SÁNCHEZ DE THOMPSON - Parte I a VII


  PARTE DEL CURSO:  AMORES Y PASIONES EN LA HISTORIA ARGEN TINA  
DICTADO EN CENTRO TERCERA DIMENSIÓN - AÑO 2012




PARTE I






PARTE II







 PARTE III











 PARTE IV





PARTE V






 PARTE VI





PARTE VII


SANATIAGO DE LINIERS - Parte VIII

SANTIAGO DE LINIERS - SU FUSILAMIENTO
DESCENDENCIA


http://archivo.lavoz.com.ar/anexos/imagen/09/156767.jpg

Estancia Jesuítica de Alta Gracia






SANTIAGO DE LINIERS - parte VII


SANTIAGO DE LINIERS - ANITA PERICHON







SANTIAGO DE LINIERS - Parte VI

SANTIAGO DE LINIERS
CONCEPTO DEL AMOR 


https://marichams.files.wordpress.com/2011/04/eros-psyche-maricha_martinez_sosa.jpg 


La relación entre Anita Perichon y Santiago de Liniers genera interrogantes y posturas frente al amor. ¿Qué es el amor? ¿Cómo se lo vivió en cada momento histórico?




 

SANTIAGO DE LINIERS - Parte V

SANTIAGO DE LINIERS 
INVASIONES INGLESAS, COMO SE  PRODUJERON
LINIERS CONOCE A ANITA PERICHON


http://www.irizar.org/inva11-7.jpg